lunes, 28 de marzo de 2011

Curas que matan. Adhesión a la campaña IDAHO 2011

CAMPAÑA “CURAS QUE MATAN”




Una vida sin discriminación es un derecho
Resumen del Manifiesto internacional
EL 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia y Transfobia, ya que
en el año 1990, en un echo histórico, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aceptó oficialmente
la homosexualidad como una variación natural de la sexualidad humana.
Desde entonces, la comunidad científica internacional se opone a todos los enfoques que consideran la
homosexualidad como una enfermedad que debe ser "curada".
El consenso médico y político también viene creciendo en todo el mundo, en el sentido de adoptar el
mismo enfoque hacia la transexualidad.
Oponiéndose a esto, algunas voces conservadoras todavía predican y promueven la llamada "terapia
reparativa", a menudo con el apoyo de corrientes religiosas y, a veces, incluso por instituciones
públicas.
Estos "tratamientos" no sólo son ineficaces, sino que refuerzan los sentimientos de culpa y baja
autoestima, aumentan el sufrimiento psicológico y, en algunos casos extremos, llevan a las personas
al suicidio.
Por otra parte, al difundir la homofobia, lesbofobia y transfobia, incitan a la discriminación, atentados
y asesinatos.
La gran campaña regional de América Latina y el Caribe "CURAS QUE MATAN" se opone a
cualquier terapia que pretenda "curar" la homosexualidad y la transexualidad.
DEMANDAMOS que los gobiernos observen el principio de la laicidad de los Estados
latinoamericanos y caribeños y tomen medidas concretas para combatir las prácticas “reparativas” de
la homosexualidad y transexualidad, incluyéndose la interrupción de cualquier financiamiento público
a instituciones o individuos que no estén claramente distanciados de esas prácticas.
DEMANDAMOS que las instituciones nacionales o locales de salud pública retiren de los sistemas de
salud público y privado a las personas que practiquen o promuevan prácticas “reparativas” de la
homosexualidad y transexualidad.
INSTAMOS a que donantes privados y financieras incluyan como criterio en la aprobación de
solicitudes de apoyo, el rechazo al discurso de terapias “reparativas” que atentan contra los derechos
humanos.
SOLICITAMOS que las autoridades religiosas condenen firmemente el uso de discursos que
proponen y/o impulsen procesos de “reparación” de la homosexualidad y transexualidad, y que
promuevan la aceptación de la diversidad sexual y de géneros como variables de la naturaleza
humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada